Las lluvias del pasado sábado 29 de abril impidieron la celebración del Torneo de Fútbol Sala por los refugiados.

Sí bien se esperó un tiempo prudencial con la esperanza de una mejora del tiempo, las condiciones climáticas finalmente impidieron que tuviera lugar el torneo. A pesar de ello, todos los equipos asistieron al Polideportivo José Barnés y pudieron recoger el material que había preparado para el evento en especial los productos perecederos que para la próxima fecha no se podrían utilizar.

Os dejamos algunas imágenes de la espera y, sobretodo, del ambientazo que había a pesar del mal tiempo:

« 1 de 3 »